junio 06, 2016

Nada más refrescante que un agua de fruta fresca, recién preparada y con hielos. Quita la sed, es saludable, baja en calorías y deliciosa, ¿qué más le podemos pedir?

Algunos de los beneficios de tomar aguas de fruta:

  • transportar oxígeno y nutrientes a todo el organismo.
  • proteger los órganos y permitir que trabajen correctamente.
  • mantener la piel joven y suave.
  • eliminar la deshidratación producida por el café, el alcohol, los refrescos, los medicamentos, el calor y el ejercicio.
  • evitar el estreñimiento.
  • sentirse satisfecho y comer menos alimentos sólidos.
  • pensar más claramente.
  • aportar al cuerpo alimentos naturales (frutas,vegetales, hierbas y agua).

 

Ingredientes para Agua de Fruta

En nuestro país existe una gran variedad de frutas y con todas se pueden preparar aguas sorprendentes y hacer combinaciones por demás exóticas. Aquí una lista de ingredientes para tu imaginación:

  • Frutas: cítricos (naranja, limón, lima, pomelo), bayas (arándanos, moras, frambuesas, fresas, cerezas) tropicales (granada, mango, kiwi, papaya), melón, sandía, pera, uva, ciruela, manzana, plátano, melocotón, nectarina.
  • Vegetales: pepino, zanahoria, apio.
  • Hierbas aromáticas: menta, salvia, albahaca, romero, lavanda, estevia, cilantro, tomillo.
  • Especias: canela, jengibre, pimienta negra molida.

 

Mejores combinaciones para Agua de Fruta


En Green Glass ® nos encantan los sabores que sorprenden a nuestro paladar, por eso nos dimos a la tarea de descubrir las combinaciones más raras para que las pongas en práctica en casa:

 

  • Pomelo con menta, salvia, romero o albahaca (una de estas especias).
  • Limón con menta y albahaca o cilantro.
  • Limón con cilantro.
  • Limón con jengibre.
  • Limón con mandarina, pera y cilantro.
  • Limón con naranja y jengibre.
  • Naranja con jengibre y albahaca.
  • Pepino con limón o lima, menta o albahaca.
  • Pepino con toronja y salvia o romero.
  • Pepino con sandía y menta.
  • Zanahoria con manzana, limón y jengibre.
  • Zanahoria con granada y salvia.
  • Melón con sandía y salvia o menta.
  • Sandía con menta y albahaca o romero.
  • Melón con naranja y limón.
  • Pera con romero o salvia.
  • Nectarina con plátano y albahaca.
  • Mora con frambuesa, fresa y menta.
  • Fresa con pomelo y salvia.
  • Manzana con ciruela, arándano y menta o salvia.
  • Cereza con limón y menta.

Cómo preparar las Aguas de Fruta?

Una vez que hayas elegido las mejores combinaciones entre las indicadas anteriormente, o bien teniendo en cuenta los ingredientes disponibles, debes saber de qué manera preparar las deliciosas infusiones y aguas saborizadas naturales:

  • En primer lugar, añade la fruta o el vegetal a un recipiente y machaca con un mortero o cuchara de madera, triturando lo más posible. En el caso que sea necesario, quita la piel o las semillas.
  • Luego, coloca un poco de la hierba o especia elegida. Si es una aromática, mejor colocar la hoja de la planta al natural. En ese caso, apretarla un poco para que suelte sus aromas y zumos, así como los extractos naturales y los aceites.
  • Por último, añade agua mineral o del grifo y si quieres que esté más fría, unos cubos de hielo. Sólo te queda disfrutar de su sabor y de todas sus propiedades.
  • Para almacenar, si es que has hecho en gran cantidad y quieres beber varias veces, coloca en un frasco de vidrio con tapa hermética en la nevera. También puedes usar una jarra, siempre que sea de vidrio. Se mantiene durante una semana.
  • Recuerda que se trata de una infusión y no de un zumo o un batido, por lo tanto, las cantidades de los ingredientes deben ser pocas. No requiere usar azúcar ni otro endulzante. Si es demasiado amargo para ti, puedes añadir unas hojas frescas de estevia o incluso una pequeña cucharada de miel, pero no será necesario.

 

 

Si no eres de beber mucha agua porque te aburre o porque te gusta añadir un poco más de sabor a tus comidas, puedes aprovechar las diferentes mezclas y recetas de infusiones y aguas saborizadas. Empieza la mañana bebiendo un vaso de agua con frutas: tendrás mucha más energía y vitalidad para afrontar toda la jornada. Puedes añadir semillas, hierbas, hielo y las frutas que quieras o tengas.

Durante todo el día, dentro o fuera de las comidas. Lo ideal es beber un vaso por la mañana (desayuno) otro a mitad de la mañana, uno en el almuerzo, otro por la tarde y el último por la noche con la cena. Le estarás dando a tu cuerpo todo lo que necesita: hidratación, nutrientes, vitaminas y recetas naturales sin aditivos químicos.

Es bueno recordar que las aguas saborizadas industriales que te venden en los supermercados no son buenas, porque cuentan con una gran cantidad de conservantes, colorantes artificiales y otras sustancias químicas. Por ello, nada mejor que prepararlos en casa.  Nos llevará sólo unos minutos y hasta serán más asequibles.

 


Suscribete